Industria química en Barcelona

 

Nuestra experiencia nos avala como su partner y colaborador a fin de optimizar su productividad. Especializados en el campo del mantenimiento, pintura industrial, locales y naves, maquinaria, estructuras, pavimentos etcétera … con los estándares e Isos que necesita la industria.


pinturas, industriales, mantenimiento, bataller, barcelona, industria, quimica

 

Realizamos aplicaciones de pinturas y revestimientos para el sector químico. Nuestra principal inquietud es la seguridad. El mimo al mínimo detalle para trabajar en todo tipo de indústria química, así como la utilización de productos especialmente desarrollados para cada caso, sumando nuestro personal experto, garantizan que la protección y conservación se realicen sin riesgo alguno.

 

El epoxi es una laca de alta calidad, muy voluble, que se usa para revestir y preservar algunas superficies que necesitan una protección extra. Tiene una especial resistencia al roce y a los productos químicos. Se utiliza en lugares como el sector químico, básicamente para paredes y suelos con mucho tránsito.

 

Es un material que se compone de una mezcla de distintas densidades otra serie de componentes adicionales como el cinc, la fibra de vidrio, la brea, etc. Para la utilización en condiciones extremas como en complejos industriales, refinerías o plantas químicas.

 

Es una opción de revestimiento muy versátil por facilidad de aplicación y por tener unos tiempos de secado muy cortos. Su viscosidad produce una capa plástica fina, con una adherencia muy alta y una capacidad de cubrimiento adecuado, sobre todo si se está buscando generar un acabado totalmente liso.

 

En lugares donde se genera vapor y se producen cambios drásticos de temperatura, tal como sucede en la industria química, la utilización de este tipo de pintura proporciona una estanqueidad y una impermeabilidad perfecta.

 

Es muy importante usar maquinaria específica para asegurar una elevada consistencia y así evitar fallos, de esta forma se efectuará el pulido y posterior aspirado con un óptimo acabado. Al realizar la aplicación del producto es muy importante que la superficie no tenga ningún resto de polvo, de suciedad o de manchas visibles.

 

Para conseguir un efecto antideslizante, uno de los trucos que se puede poner en práctica, es el de añadir arena de sílice en la última capa de pintura, sobre todo en zonas de mucho tránsito de personas, se consigue un acabado mate y una adherencia mucho mejor. Es indicado para zonas que se pueden verter líquidos y la superficie no sea resbaladiza, como por ejemplo en suelos de naves del sector químico.