Pintura decorativa

pinturas, industriales, decorativas, bataller, barcelona

 

Durante siglos se ha utilizado la pintura decorativa para adornar objetos y para el interior de edificios, básicamente para imitar elementos que tenían un coste alto. Actualmente existen nuevas pinturas sintéticas que posibilitan la decoración de todo tipo de áreas por lo que su uso no tiene límites y en definitiva depende de la inventiva de cada individuo.

 

Existen diversos tipos de pintura decorativa, uno de ellos sería la pintura plástica o látex, es la más común, se usa para interiores, habitualmente para paredes y según su composición, también se puede usar en el exterior. Estas pinturas son lavables, pues su disolución es al agua, para apreciar bien sus propiedades es necesario un secado óptimo.

 

Las pinturas plásticas son vinílicas o acrílicas y se designan pinturas de emulsión, se utilizan básicamente en todo tipo de paredes y techos de yeso, pladur, revoque, piedra, etc. La característica más destacable de la pintura plástica acrílica, es la resistencia y la considerable capacidad de impermeabilizante, combatiendo el moho y los efectos del sol. Las pinturas plásticas vinílica presentan una mayor versatilidad, entre sus beneficios podemos remarcar la facilidad de aplicación, alta flexibilidad y un olor tenue. Asimismo, se pueden conseguir acabados satinados de excelente calidad con resultados maravillosos.

 

Otro tipo de pintura sería el esmalte sintético, suelen ser pintura muy resistente, su composición se basa en resinas sintéticas al disolvente y tienen un acabado mate o luminoso. Se pueden aplicar sobre la mayoría d soportes y son enormemente decorativos.

 

Por otro lado, tendríamos la pintura de esmalte acrílico, que se compone de resinas acrílicas, pigmentos e impulsores del color. No tiene olor y se disuelven al agua, se puede usar en espacios poco ventilados, y es las más ecológica. Se usa con frecuencia para decoración artística.

 

También se pueden utilizar barnices, en la pintura decorativa, normalmente se utilizan a base de poliuretano, la diferencian del resto por el disolvente utilizado, tales como agua, disolvente y aceite. La propiedad principal es la impermeabilidad, la resistencia a la abrasión y durabilidad. A veces los encontramos combinado con tintes de color madera.

 

Y por último tenemos la pintura mineral o al silicato, que tiene como base el silicato de potasio líquido, tintes inorgánicos y minerales de origen natural, se fijan a la base a través de una reacción química firme llamada petrificación, ideal para superficies.

 

A continuación, vamos a nombrar algunos de los diferentes estilos o formas que se utilizan en pintura decorativa:

  • Estuco veneciano, se basa en una zona de color discontinuo, con acabado imitación mármol.
  • Tierras florentinas, es una pintura de textura suave, con suaves relieves, se usa sobre todo con estilos orientales y sus tonalidades ayudan a crear un ambiente más relajado.
  • Pintura efecto arena, se usa tanto para interior como para exteriores, se diluyen al agua, su base es neutra y añadiendo esencia aportamos color a nuestro agrado.
  • Pintura metalizada, es muy agradecida a la vista, se aconseja aplicarlo en tramos cortos como contraste a otras zonas pintadas, el efecto es lujoso y brillante, los tonos habituales son el cobrizo, el oro y la plata.
  • Pintura efecto oxido, básicamente muestra un efecto de viejo y oxidado, se recomienda para espacios de uso industrial.
  • Pintura esponjada, se trata básicamente de aplicar la pintura con una esponja, preferentemente vegetal o con trapo, se utiliza pintura lisa, se dan ligeros golpes de forma irregular.
  • Pintura al degradado, se suele usar un color base más oscuro y se van añadiendo capa de pintura más clara delimitando zonas, usando diferentes formas y combinaciones se consigue un efecto vintage.
  • Pintura efecto pizarra, se utiliza habitualmente en cocinas modernas, se aconseja imprimación previa para evitar que le poro absorba más pintura de lo necesario, se generan espacios con un toque de originalidad.

 

Una parte de nuestra actividad diaria desde hace unos años se focaliza en atender a clientes particulares o profesionales que buscan un acabado decorativo en sus despachos, viviendas o locales comerciales. Dominando diferentes técnicas podemos ofrecer un servicio de calidad a un precio correcto.