Pintar una fachada correctamente

pintado de fachadas correctamente en Barcelona

 

¿Tienes la idea de como pintar una fachada pero no sabes por dónde empezar? No te preocupes en este post aprenderás cómo pintar una fachada con pasos detallados de lo que debes y lo que no debes hacer para que todo salga como quieres. Si estás remodelando tu hogar, puede interesarte contactarnos.

 

Cómo pintar una fachada con los materiales ideales

 

Los materiales que debes utilizar para saber como pintar una fachada son: papel periódico o plástico de gran tamaño para cubrir todo el suelo de la fachada. Rodillo con alargador, escoba y ropa que ya no utilices para poder pintar. Si lo deseas, puedes comprar un cubo con rejilla y utilizar guantes para no mancharte las manos.

 

Compra pintura para fachadas o acrílica. Para saber la cantidad de pintura que debes utilizar, multiplica el alto por el ancho de tu fachada. Si tienes puertas y ventanas réstale la superficie de cada una. Comenzaremos por adecuar el espacio de trabajo.

 

Coloca papel periódico o plástico por todo el suelo para que no manches con pintura al momento de pintar. También te servirá para remover fácilmente la suciedad o polvo que se genere. Comienza por una limpieza en seco de tu fachada. Utiliza una escoba para barrer toda la fachada y retirar la mayor cantidad de polvo que puedas.

 

Una vez que hayas terminado de limpiar la fachada con la escoba observa bien tu fachada. Identifica cuáles son las grietas que puede tener para que soluciones este problema. Compra pasta rellenadora y aplica en cada una de las grietas que identifiques. Te puede servir para cubrir orificios si en algún momento adornaste tu fachada y utilizaste clavos.

Cómo pintar una fachada utilizando cinta de carrocero

 

Un paso previo de como pintar una fachada, es aplicar cinta de carrocero grueso. Esto nos sirve para cubrir diferentes espacios. Esta cinta es utilizada en este tipo de trabajos ya que no se despega mientras estás pintando. Si tienes enchufes en tu fachada, cubre con la cinta sin tocar la pared para que la pintura cubra perfectamente cada espacio.

 

Por todo el contorno de puertas y ventanas pega la cinta recordando no tocar la pared que vas a pintar. En este caso utiliza papel periódico para cubrir las ventanas y puertas, de esta forma evitarás mancharlas de pintura. Si la fachada cuenta con varios tipos de color, aplica cinta de carrocero.

 

Pega por todo el borde de cada color para lograr la división que se desea. Del mismo modo si quieres decorar con diferentes colores toma las medidas y marca con un lápiz para después pegar la cinta. De este modo no pintarás más de lo que debes.

Cómo pintar una fachada con la pintura perfecta

 

Si ya tienes elegido el color o los colores que se van a utilizar para tu fachada es momento de pintar. Para comenzar a pintar debes hacerlo de arriba hacia abajo. Deposita en el cubo la  mitad de su capacidad y sumerge el rodillo en la pintura. Quita el exceso de pintura pasando el rodillo por la rejilla del cubo.

 

Coloca el alargador para llegar a lo más alto de tu fachada. Si es muy alto debes pintar por partes. Para comenzar, los primeros 3 metros de arriba y enseguida continúas pintando más abajo. Puedes aplicar dos o tres capas de pintura si lo deseas. Recuerda que entre más capas de pintura apliques más protegida estará tu fachada. Pinta en tramos cortos para que la pintura se aplique mejor.

 

Continúa pintando las partes decorativas que hayas marcado con la cinta utilizando el otro color que has elegido. Una vez que termines la primera capa de toda la facha, puedes continuar enseguida con la segunda capa o dejarlo para el siguiente día. No debes dejar mucha pintura en el rodillo ya que el peso es mayor para cuando debas pintar lo más alto de la fachada. Una vez que termines de aplicar todas las capas, retira toda la cinta y papel del suelo. Observa el excelente trabajo que has realizado.

Cómo pintar una fachada sin cometer estos errores

 

No omitas el paso de limpiar en seco la fachada ya que al momento de pintar puede ser un desastre. Si decides limpiar con agua debes esperar a que la pared se haya secado para poder aplicar la pintura. Cubre bien todos los objetos que se encuentren cerca de la fachada como sillas que no puedas remover o cosas decorativas.

 

Cubre cada grieta u orificio que veas en tu fachada ya que al momento de pintar se notarán considerablemente estas marcas en la pared. Si es necesario, esperar algunos minutos para que la pasta se adhiera perfectamente.

 

No utilices mucha pintura en el rodillo por dos cosas: la primera es que al momento de pintar la parte más alta el peso puede dominarte y no lo harás bien. La segunda razón es para evitar desperdiciar pintura y que esta se corra por toda la pared. Utiliza una cantidad que puedas dominar con el rodillo y el alargador sin olvidarte de retirar excesos con la rejilla del cubo.

 

No debes pintar en temporada de lluvia ya que podría arruinarse todo el trabajo y dinero que has invertido. En temporada de calor es recomendable que pintes a primera hora de la mañana o cuando el sol se esté ocultando. No debes pintar si hay mucho viento. Esto provoca que el proceso de secado se acelere y llegue a cuartear la pintura sobre la fachada.